viernes, 2 de mayo de 2014

Marañas en la barca


Muere entre masas mujer de malas mañas,
usa a los hombres y desempolva  pasiones,
la vida es un lucro y de contradicciones,
encerrada en una prisión de mala muerte,
un guardián tras la puerta murmura su nombre,
en silencios el caudal de sus lagrimas se desborda
la desgracia presente como Antigona y la muerte,
se muerde la lengua  y los puños presentes.

El olor de tabaco impregnado en sus manos,
el sonido de una sirena que se acerca,
hoy su mundo tabalea , en los sonidos de un carro,
murales plasmados por los anfitriones de lo ajeno,
el hombre de la sonrisa falsa hoy lamenta la distancia,
entre deseos y miedos, se mezclan sus sentimientos.

Las luces  hoy se apagan como aquella llama,
despedidas se desplazan en lo profundo del alma,
muere el viento corpulento,  muere lento
sin mayor remordimiento, al vació, a lo ajeno,
una curva en el túnel con camino hacia el destierro,
vida sin chispa, muerte a la vista,
ojos que se apagan ante la lluvia ácida,
cae lluvia, cae lento, sin mayor remordimiento.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario