domingo, 25 de mayo de 2014

Secuencia del pasado.

Moviendo cada pensamiento, deslizándolo al baúl, sus besos no son eternos, su amor nunca existente desveló a cierta gente que murmuro fiel cariño, la indecisión al dejarle con el alivio de morir por dentro y renacer con la mente congelada y unos buenos recuerdos. El pasto no crece en aquel parque, las montañas se deslizan entre grandes rocas que acaban con el presente, tapan la única ruta para encontrarle de nuevo, fotosíntesis en la libélula muerta, maldita por glotona y acabar con los gusanos. El frió en la tierra, la lluvia sin su cara refrescante y natural, quema las ramas y toda la construcción que el hombre al trascurrir de los años ha dejado marcado en cada punto que se encuentra, en cada espacio sin la hierba. Esencia del poder, ambición de destrucción, sin semillas del futuro, boto piedras en los caños, cuerpos sin vida flotando imaginando que están intactos se mueven a puntos que el viento los guía y las barcas de madera que entre gorgojos se quedan, debilitan la salida, la esperanza y la alegría.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario