jueves, 15 de septiembre de 2016

Diálogos con la muerte

Jueves

Muerte, no le temo a tus desvanes, mi cariño está latiendo, en los rostros de la calle, siento un cuerpo descubierto, es por eso que mis pasos siguen su ruta en silencio, sin temor ante el sicario que con capuchas oscuras, busca perforar mi carne y complacer a tu locura. Los gusanos me esperan, eso  es claro, no lo niego, por ahora solo quiero describir este legado que se encuentra en un papel con residuos de mi  sangre promovidos por mi mano y expuestos a ti, lector de obras amargas o quizás soñador eterno.


Es verdad, me mataste,  en algún momento tenía que enfrentarme a ti,  entregar ese disfraz  de los mortales, exponerme a tu helada mirada, recorrer otros caminos y encontrarme con mis viejos, ¿esa es tu victoria?  Mi victoria  está en los versos,  no los puedes derrotar, desdichada por las letras que perduran sobre el tiempo y aunque sé que puedo desvanecer, me quedo con la mejor opción,  renacer en pensamientos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario