domingo, 30 de octubre de 2016

Descarto la A

Hoy despierto sin ojos,
Hoy despierto sin ojos que miren escombros de un oscuro tormento que nombro en mí ser,  
Hoy escondo con odio el deseo que evoco por forzosos gestos que recibí  con desprecio del fingido querer.

Mujer que en múltiples noches deformó mi mente y escupió el súbito vino del olvido,  
Este es el estiércol con el que me encuentro en mis cortos recorridos,  
Hoy corro de este peligro,  corro sin remedios con ese veneno que se funde en mis poros,
en recodos silenciosos que interfieren con el olor del deceso. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario